miércoles, 1 de marzo de 2017

10 tecnologías que cambiarán la Abogacía



10 tecnologías que cambiarán la Abogacía

ENATIC

Las 10 tecnologías disruptivas que cambiarán nuestra forma de entender la Abogacía: nuevos retos y desafíos jurídicos
Las nuevas tecnologías y las llamadas tecnologías de la comunicación y de la información (TIC o IT) están revolucionando nuestra sociedad, las relaciones interpersonales y nuestra forma de entender el mundo. Por extensión, también el derecho y nuestra profesión de abogados. Es por eso que queremos mencionar las 10 tecnologías disruptivas que tendrán un mayor impacto en la sociedad durante los próximos años, y que supondrán nuevos desafíos y retos jurídicos en el sector legal en España y que, sin duda, afectarán al desarrollo, la evolución y la forma de entender la abogacía.
Durante los próximos años, está previsto que tengan lugar numerosos cambios y transformaciones que supondrán una auténtica revolución (denominada ya por muchos como la cuarta revolución industrial”), que quizá pueda llegar a ser la mayor y más importante en la historia de la humanidad. ¿Estamos preparados para el cambio? ¿Cómo adelantarnos a un trabajo que todavía no existe o para una realidad que todavía no está consolidada y en un proceso todavía embrionario y primitivo? Sin embargo, los primeros en visualizar cambios y por tanto adelantarse a los acontecimientos, podrán fijar y situar sus despachos por delante de muchos otros, acotando los sectores que en un futuro próximo serán de capital importancia para las personas, las empresas, el derecho y  la abogacía. Prior tempore potior iure. Los que sean visionarios y sean conscientes de las nuevas realidades que se avecinan, tendrán ventaja sobre el resto. La clave está en evolucionar y adaptarse al cambio. Una nueva revolución tecnológica está a punto de eclosionar. El futuro del empleo estará formado por trabajos que todavía no existen o por áreas o materias hasta ahora poco o nada conocidas o exploradas. La clave de los despachos será la especialización en estos sectores. Innovar, adaptarse y transformarse.

1.-Inteligencia artificial

Ross, el abogado creado por IBM, ya ha supuesto un hito en la historia de la abogacía al ser el primer sistema de inteligencia artificial implantado en un despacho de abogados y que realiza funciones hasta ahora reservadas para los abogados, como la búsqueda de datos y resolución de problemas ajustados al caso concreto. Qué duda cabe que este tipo de avances nos lleva a plantearnos si a medio o largo plazo podrán desplazar o eliminar puestos de trabajo. La abogacía siempre será una profesión por y para las personas, la clave quizá resida pues en reestructurar el organigrama y las funciones del abogado dentro del despacho.

2.-Robótica

Estrechamente unida a lo anterior, la robótica nos plantea una serie de desafíos y retos jurídicos en el sector legal, pues, aunque todavía parece un futuro distópico y cuasiapocalíptico, los avances en el sector son cada día más notables y crecen a un ritmo vertiginosamente rápido. Los principales interrogantes que afectarán al derecho y a la abogacía serán los de determinar si este tipo de entidades tienen o no personalidad jurídica, la responsabilidad civil por daños causados por robots y la hipotética atribución de responsabilidad penal de las mismas.
No sería descabellado, pues, adelantar que un gran campo de actuación para la futura abogacía sería la de formar abogados especializados en robótica y responsabilidad de este tipo de bots, haciendo necesarias nuevas categorías profesionales cada vez más estratégicas.

3.-Bitcoins/blockchain

Las criptodivisas, el dinero virtual y el blockchain (registro virtual o base de datos de transacciones creadas para asegurar el uso de monedas virtuales) están más vigentes y actuales que nunca. Los expertos auguran una desaparición de la moneda física más pronto que tarde. Serán necesarios abogados especializados en la materia que garanticen la transparencia y seguridad en esta área y que velen por la legalidad en los mercados financieros.

4.- Impresoras 3D

Las impresoras 3d y más en concreto el bioprinting o prótesis y transplantes de miembros del cuerpo humano y órganos, parece todavía muy lejano, casi  cuasificción y a años luz de nuestra actual realidad. Pero los adelantos en este sector evolucionan de manera vertiginosamente rápida y están más cerca de lo que imaginamos.
Son muchas las incógnitas y preocupaciones jurídicas en esta materia (sin perjuicio de connotaciones éticas y bioéticas y el nuevo horizonte que afectará a numerosos sectores). Todavía estamos en un proceso muy primitivo en esta materia, pero el bioprinting, exoesqueletos y demás funciones relacionadas abrirán un apasionante debate jurídico, ético y social y un mundo de hipótesis y de desafíos jurídicos que necesitará formación especializada de abogados.

5.-Automóviles automáticos

La circulación y puesta en marcha de los primeros automóviles automáticos (no dirigidos por seres humanos) está prevista para los años 2020-2030. Qué duda cabe que su regulación, así como los posibles efectos derivados de su implantación y en su caso daños o defectos del producto, hará evolucionar de manera profunda esta rama del derecho que regule tal nueva realidad, así como la exigencia de abogados especializados en la materia.

6.- Drones

Los drones son quizá la realidad más próxima y tangible en estos momentos. Sin embargo su regulación detallada y su ámbito de aplicación limitado hace que hasta el momento no haya habido considerables problemas. Su difusión y normalización, así como su uso habitual por la sociedad en general, abocarán a muchos abogados a especializarse en esta materia.

7.-Realidad virtual/ realidad aumentada

Estas nuevas tecnologías permiten al usuario interactuar en tiempo real con un entorno tridimensional generado por computadoras a través de dispositivos multi-sensoriales. Está prevista su expansión a diversos mercados cada vez más amplios y genéricos, que requerirán sin duda, regulación ad hoc con carácter ex novo y abogados especialistas en esta materia. Un buen sector para que nuevos abogados puedan especializarse ya que está previsto que esta revolución digital afecte prácticamente a todos los sectores, servicios y mercados.

8.-Biotecnología, nanotecnología

Tanto la biotecnología como la nanotecnología, que hoy nos parece un desiderátum, están creciendo a pasos agigantados, y es una fuerte apuesta para hacer frente a muchos desafíos como el sector alimentación, medio ambiente, sanitario, industria farmacéutica, diagnóstico y prevención de enfermedades, sector textil… Expertos en esta materia serán muy necesarios y dado que es un campo poco trabajado, sería muy útil apostar por una formación especializada para abogados en esta materia.

9.-Computación, internet de las cosas

Internet de las cosas (IOT) conecta los dispositivos y máquinas a los sistemas de gestión centralizados, lo que permite un intercambio de datos entre ellos. Según los expertos, muchos puestos de trabajo se verán desplazados o eliminados debido a esta centralización. Cifras inquietantes o alarmantes, pero que harán nacer una nueva realidad que debe ser regulada, siendo necesario nuevos puestos de trabajo y nuevos desafíos laborales así como una reconfiguración de los clásicos caminos profesionales.

10.-Ciberdelitos, privacidad y protección de datos, prueba digital

La Memoria Anual de Fiscalía arroja importantes datos numéricos y estadísticos en cuanto al incremento exponencial de delitos incoados como consecuencia del uso de las TIC. La nueva regulación de nuevos ciberdelitos (pensemos por ejemplo, en el sextingstalking, determinados delitos informáticos, la nueva regulación de grooming o las nuevas modalidades de estafas digitales) son buena muestra de ello. No se descarta la tipificación de nuevos ciberdelitos y un amplio grueso de abogados especializados en la materia que deberán lidiar con otro nuevo (aunque cada vez menos) reto: la prueba digital y electrónica.
No estamos ante meras hipótesis o elucubraciones varias, sino ante realidades que ya se posicionan por los expertos como tecnologías disruptivas que de facto van a cambiar el mundo. Todo ello sin perjuicio de otros retos o desafíos legales que han despuntado con la llegada de las TIC, como la discusión de la uberización en el sector legal en España. Ya tenemos ejemplos muy primitivos de ello en otros ordenamientos jurídicos como Axiom o Riverview Law, pero en España y a falta de una regulación más específica, supondrá una importante discusión ética, deontológica y de responsabilidad que abrirá numerosos debates en el sector.
Es cierto que estamos asistiendo a un proceso embrionario y primitivo de algo que puede ser más grande de lo que jamás imaginamos. Ello cambiará la concepción de nuestra sociedad, nuestra vida diaria y, como suele ocurrir en los procesos de cambio y desarrollo sociocultural y científico-tecnológico, nuestra forma de entender el derecho y nuestra profesión. Nos llevará a replantearnos nuestra concepción clásica del derecho y nuestra configuración de la profesión tal y como hasta ahora la entendemos. De nosotros depende adaptarnos o no a ese cambio. No ser consciente de ello puede cerrarnos muchas puertas en un futuro. Habrá que esperar todavía a ver la evolución legislativa en esta materia, pero qué duda cabe que la cuarta revolución industrial ya ha comenzado y nos abocará al que ya es conocido como “darwinismo tecnológico”, de manera que aquellos que no sea adapten al cambio no lograrán sobrevivir.
Miriam Guardiola Salmerón.
Abogada especializada en Ciberdelitos, TIC y uso legal de RRSS en menores
Twitter @miriamguard


FUENTE:http://www.abogacia.es/2017/03/01/10-tecnologias-que-cambiaran-la-abogacia/

No hay comentarios: