lunes, 16 de marzo de 2015

ECONOMÍA, SEGURIDAD Y PRIVACIDAD, UN DESAFÍO PARA LA PROTECCIÓN DE DATOS PERSONALES EN EL 2015

 


 ECONOMÍA, SEGURIDAD Y PRIVACIDAD, UN DESAFÍO PARA LA PROTECCIÓN DE DATOS PERSONALES EN EL 2015

 AUTORA: ROMINA FLORENCIA CABRERA

En el mundo actual, en el que el desarrollo de los mercados se desenvuelve a una velocidad creciente, y más aún, en el mundo tecnológico, es curioso expresar conceptos sobre la seguridad en los datos e informática, privacidad e intimidad;  y protección de datos personales, sin menoscabar el ritmo de crecimiento económico. Muchas empresas podrían expresar que aumentar medidas para proteger sus bases de datos, o su plataforma tecnológica ante un incidente de vulnerabilidad del sistema informático, desaceleraría su ritmo de desarrollo y perdería competitividad.
Creo que por el contrario: la mejor herramienta de la seguridad es la prevención. Con un diseño de plan estratégico ante contingencias de este tipo, se podrían evitar daños colaterales y aumentar la confianza en los usuarios ante los productos a consumir. El marketing positivo sería entonces la calidad de la oferta y su respeto por la privacidad del consumidor, su intimidad y su protección de datos personales.
El desarrollo de la economía, implica aún más el respeto a la privacidad y a la seguridad de los datos en la Sociedad de la Información de la Innovación Tecnológica actual y futura: el desarrollo de aplicaciones en los dispositivos móviles , almacena y reproduce datos personales , aún sin el consentimiento del usuario, porque no puede configurar las opciones de privacidad ( muchas veces no están disponibles o no se le informa de ello al ciudadano) y pierde el control de los datos, más aún en la llamada “computación en la nube”, y en el “Big Data[1]”. Las empresas o instituciones no deben utilizar los algoritmos para captar y  procesar datos por un tiempo prolongado o si es así, deben notificar al usuario.  Los Derechos Fundamentales ( citando al Profesor Manuel  David Massseno[2])  están sobre los negocios, y otra memorable declaración de Edward Snowden[3], cuando expresa que los Estados deben respetar la privacidad de los ciudadanos, lo fundamenta aún más : es un concepto democrático.
Muchos dispositivos móviles ( una de las industrias más desarrolladas hoy en día), traen consigo miles de aplicaciones , muchas de ellas gratuitas , pero sin contar con un filtro de control de calidad y seguridad por parte de la empresa que las ofrece. Los usuarios pueden ver comprometida su privacidad y la seguridad en sus datos, solamente por descargar una aplicación de este tipo, o por no configurar bien el dispositivo para proteger su información personal, administrando los permisos.
Muchas de estas características pueden resultar atractivas o prácticas, pero la conciencia de que nuestros datos personales estén en riesgo debe pesar mucho más; y recalcando   las múltiples conexiones entre correos, redes sociales y ge localizaciones que permiten estos aparatos, lo que daría un mapeo constante de nuestra posición física, gustos, hábitos y costumbres. No solo para vendernos publicidad y utilizar nuestros datos; sino para maniobras de algún delincuente informático o de alguna mente perversa que nos quiera perjudicar en nuestra persona, honor, reputación on line o intimidad.
Quiero rescatar  adecuadamente en este artículo la discusión académica que se desarrolló en la Asociación para la promoción y el desenvolvimiento de la Sociedad de la Información (APDSI).
El APDSI se celebró el 30 de enero de 2015, la tercera edición de Privacidad Conferencia, Innovación e Internet, en Culturgest de Lisboa.
La conferencia, coordinada por José Gomes Almeida, se desarrolló con  el objetivo de promover la discusión sobre cómo combinar los factores que inciden en nuestras vidas, tanto asociado a la protección de datos personales, tales como los relacionados con la adaptación a los retos de las nuevas soluciones en un contexto estimulante y promoción de la economía.
Una convivencia pacífica y equilibrada entre la protección de los derechos y de datos es posible, junto con  el desarrollo y la innovación? Las regulaciones locales para responder a los desafíos globales son eficientes?. Oportunidad o desafío?. Estas fueron algunas de las cuestiones que han alimentado el espacio deliberativo  en el fomento de un debate público sobre esta nueva perspectiva de la Internet en el que los objetivos son tanto en el campo técnico, como en la legal,  en los valores culturales y de comportamiento.
Rescataré nuevamente las palabras del Profesor Manuel David Masseno en dicha conferencia, ya que para mi humilde parecer, han sido un aporte de gran nivel académico: el Profesor, del Instituto Politécnico de Beja, Portugal, nos trae a colación la cuestión del Derecho a ser olvidado. “ Los tribunales están tomando conciencia de que los Derechos Fundamentales están relacionados con el intercambio tecnológico”. Cuestiones como datificación y mudanza temporal influencian en la naturaleza de los asuntos que se litigan en los tribunales. La tónica de los Derechos Fundamentales envuelve también a la Comisión Europea en una Propuesta del Reglamento general  sobre protección de datos presentada el 25 de enero de 2012, y sobre los que David Masenno suscribe las palabras de la Comisaria Europea Viviane Reding : “ Los derechos fundamentales están sobre cualquier Interés económico”.  Las empresas estadounidenses que quieran realizar negocios en la Unión Europea deben someterse a la normativa de la misma, ya  que  en ese país americano los estándares de protección de datos personales son menos exigentes. En un futuro, almacenar cantidades importantes de datos personales durante un tiempo prolongado requerirá  la toma de  medidas adecuadas en la recolección, tratamiento y archivo de los mismos, ya sea para fines de investigaciones históricas, la ciencia o la cultura. [4]
Sobre la Conferencia  de privacidad y seguridad en la red:
Esto no es sólo resultado de las soluciones que se están haciendo disponibles para el  uso y explotación de la Internet, sino  sobre todo porque es la conciencia pública cada vez más aguda de los riesgos a  los que están expuestos  sus valores asociados con la seguridad y la estabilidad.[5]
 Y es cierto: con total razón. El desarrollo económico de una sociedad, no puede realizarse si no se respetan los valores fundamentales de la humanidad , inalterables a través del tiempo, aunque a veces se puede observar en la actualidad, que  estarían fuera de uso o tergiversados. Ninguna civilización puede evolucionar positivamente si no  adhiere al respeto por las culturas y su integridad: aún más , con el desarrollo de la Tecnología ( de aquí a 20 años más o menos dicen los expertos) , habrá que replantearse la posición del ser humano ante la Ciencia; humanidad/ ética Vs. Inteligencia Artificial. Pero eso es para desarrollar en otra oportunidad…
[2] Sitio Web: https://archive.org/details/Apdsi2015-PrivacidadeInovacaoInternet-ManuelMasseno. Fecha de la consulta: 2 de marzo de 2015.
[3] Sitio web: http://es.wikipedia.org/wiki/Edward_Snowden. Fecha de consulta:  2 de marzo de 2015.

No hay comentarios: