domingo, 4 de julio de 2010

Identifican al hacker chino que atacó Google



Analistas estadounidenses aseguran que han cazado al hombre que escribió el programa que sirvió para atacar la página de Google desde el país del dragón. Lo más peligroso viene del hecho de que este hacker está vinculado al gobierno chino con lo que esto adquiere tintes conspiranoicos de verdadero realismo.

Dos instituciones, también chinas, han sido señaladas con el dedo por colaborar a este ciberasalto, pero éstas lo niegan rotundamente. Lo único seguro es que los ataques parten de China.

Ya decíamos que China se está convirtiendo en un polvorín virtual. Hace algún tiempo que vienen protagonizando escándalos cibernéticos, sobre todo dirigidos a los "enemigos" habituales de este país oriental. Google ya sufrió un asalto desde la tierra del dragón y se sospechaba que había sido causada por personal nativo con aviesas intenciones, pero ha sido ahora que han sido descubiertos por analistas de Estados Unidos.

Recordemos que la empresa del buscador y el gobierno de China llevan tiempo enfrentados por la censura y por la piratería (curioso que el país donde se permite la copia de cualquier cosa física, trate de impedir la piratería virtual a toda costa).

Han identificado al creador del software espía, según declara el experto de EEUU en un informe que describe la investigación. El responsable es un consultor de seguridad de 30 años que envió partes del programa a un foro de hacking, donde lo describió como algo "en lo que estaba trabajando". Se supone que este hombre no ejecutó el programa, pero lo dejó a disposición de los funcionarios chinos que, casualmente, tuvieron un "acceso especial" a su obra.

El investigador que sostiene el informe no ha revelado su identidad, pero ciertas fuentes respaldan las afirmaciones de este experto y, basándose en las IP, sitúan el origen de los ataques en dos instituciones chinas: La prestigiosa Universidad Jiaotong de Shanghai y la Escuela Profesional Lanxiang.

Ambas han negado categóricamente cualquier implicación en el suceso, dando lugar incluso a burlas en el ciberespacio chino, porque la escuela Lanxiang se encarga de formar peluqueros, cocineros y mecánicos. El uso de la IP de dicha escuela puede significar simplemente que los hacker se apropiaron de los ordenadores de la institución para realizar sus actos delictivos y no dejar huellas. Mientras tanto, la tensión intercontinental crece a cada incidente que provocan estos gigantes en su lucha por ver quién tiene más poder.

Fuente: Neoteo

No hay comentarios: