miércoles, 26 de agosto de 2015

ALGUNAS REFLEXIONES SOBRE LA E-JUSTICIA




 








 ALGUNAS REFLEXIONES SOBRE LA E-JUSTICIA

ROMINA FLORENCIA CABRERA. ABOGADA-INVESTIGADORA –DOCENTE. FACULTAD DE CIENCIAS JURÍDICAS Y SOCIALES DE LA UNIVERSIDAD NACIONAL DE LA PLATA, ARGENTINA. FACULTAD DE DERECHO DE LA UNIVERSIDAD DE BUENOS AIRES, ARGENTINA. FACULTAD DE DERECHO DE LA UNIVERSIDA DEL SALVADOR, ARGENTINA.

RESUMEN
Todo proceso es un medio y una herramienta de  cambio de paradigma. El paso del soporte papel al soporte digital y a la automatización de los procesos jurisdiccionales, implica no solo adaptaciones a las innovaciones técnicas en un juzgado, sino también a una nueva concepción de los recursos humanos y del trabajo en equipo, como también la capacitación de los agentes judiciales, tanto de los miembros del poder judicial como de los abogados que operan el derecho, representando y defendiendo los intereses de sus clientes. La oralidad está sujeta a la escritura en los principios procesales. Se pueden prever mejoras en el expediente electrónico, pero solamente si hay un presupuesto razonable y efectivo para realizar esta tarea, y acceso al mismo de manera igualitaria a todos los agentes participantes del sistema judicial, para que las disposiciones teóricas puedan ser aplicadas fácticamente de manera eficiente.


PALABRAS CLAVE: Proceso- Justicia- Tecnologías- Principios-Informática- Documento electrónico- Firma Digital- Enseñanzas.
Process-Justice-Technologies- Principles-Computing-Electronic document-Digital signature-Teachings.

1-INTRODUCCIÓN
Todo proceso es un medio y una herramienta de  cambio de paradigma. El paso del soporte papel al soporte digital y a la automatización de los procesos jurisdiccionales, implica no solo adaptaciones a las innovaciones técnicas en un juzgado, sino también a una nueva concepción de los recursos humanos y del trabajo en equipo, como también la capacitación de los agentes judiciales, tanto de los miembros del poder judicial como de los abogados que operan el derecho, representando y defendiendo los intereses de sus clientes. La oralidad está sujeta a la escritura en los principios procesales. La trasformación de la costumbre a un soporte escrito fue un hito jurídico e histórico trascendental. La Inmaterialidad, interacción, conexión, instantaneidad, hiperrealidad, desterritorialización,  privacidad, son principios del llamado I-proceso que deben respetarse, como lo ha explicado en  muchas de sus brillantes conferencias el Profesor Dr. Antonio Martino. Dicho citado Profesor, también ha expresado que la Internet no cambia el mundo, cambia el medio. Por ende, la técnica legislativa y el tema del que me ocupo en este humilde trabajo, la E-Justicia, aplicación de las Tic,s ( Tecnologías de la Información y la Comunicación) al tradicional proceso judicial, deben adaptarse a esta nueva realidad tecnológica.

2-DESARROLLO
1-Oralidad y Escritura y una nueva integrante, la informática judicial
Como una tercera vía frente al dualismo clásico sobre la conveniencia del   principio de la oralidad o el de escritura en el proceso civil, aparece en la  actualidad la informática judicial con sus propios principios.                                                                                   
La informática judicial es parte fundamental del proceso de modernización de la  justicia, y entendemos que se han modificado los paradigmas de los principios de la oralidad y de la escritura, pasando de un sistema basado principalmente  en el soporte papel y el procesamiento manual de las causas judiciales, a un sistema de soporte digital que permite la consulta y gestión completa de expedientes digitalizados.[1]
Ha surgido así una nueva forma de expresión de los actos procesales,  que resulta de su ejecución o incorporación al proceso por medios electrónicos, como una tercera vía frente al dualismo clásico de desarrollo del proceso , incorporando la figura del expediente electrónico y la firma digital, al clásico soporte papel y la firma ológrafa.  Dicho sistema  permite la consulta y gestión completa de expedientes digitalizados, con la interoperabilidad de los agentes judiciales, y con una base de datos interconectada  para su consulta eficaz y eficiente. Ahora bien, esta vía de la informática judicial nos trae la aplicación de nuevos principios [2] [3] que cambian el paradigma de los principios de oralidad y escritura en el proceso civil [4], por lo que resulta necesario su estudio y la correcta regulación de la “interfaz”[5] entre justicia y tecnología[6].
Voy a tratar las definiciones de firma digital y documento electrónico con respecto a mi país de origen y residencia, Argentina. Con la sanción de la Ley de Firma Digital [7], se reconoce el empleo de la firma digital y de la firma electrónica y su eficacia jurídica en las condiciones que la misma ley establece.
La  ley la define así en el artículo 2º: "Firma Digital. Se entiende por firma digital al resultado de aplicar a un documento digital un procedimiento matemático que requiere información de exclusivo conocimiento del firmante encontrándose esta bajo su absoluto control. La firma digital debe ser susceptible de verificación por terceras partes tal que dicha verificación simultáneamente permita identificar al firmante y detectar cualquier alteración del documento digital posterior a su firma."
Los procedimientos de firma y verificación a ser utilizados para tales fines serán los determinados por la Autoridad de Aplicación en consonancia con estándares tecnológicos internacionales vigentes.
El objeto del artículo es asegurar que la "firma digital" cumpla con los requisitos de Integridad: es decir que la información no carece de ninguna de sus partes; de Inalterabilidad: que se representa no en impedir que la información se altere - ya que este riesgo siempre puede existir - sino en que la firma digital detecte si ésta ha sido alterada; y el de Autenticidad: requisito de certeza sobre el autor de la información digital contenida en el documento, es decir que quien firma es quien dice ser. A este efecto se determina que para su generación debe existir información de exclusivo conocimiento del firmante encontrándose esta bajo su absoluto control.
Asimismo en esta norma se fija cuales serán los efectos jurídicos del empleo de la firma digital estableciendo en su artículo 3º la equiparación entre la firma "digital" y la firma manuscrita al decir: "Del requerimiento de firma. Cuando la ley requiera una firma manuscrita, esa exigencia también queda satisfecha por una firma digital. Este principio es aplicable a los casos en que la ley establece la obligación de firmar o prescribe consecuencias para su ausencia". [8]
Un documento digital firmado digitalmente es jurídicamente equivalente a un documento en formato papel firmando en forma manuscrita. Siempre que la ley exija FIRMA, el documento se tendrá por firmado si viene acompañado de una firma digital.
La firma digital es el reemplazo de la firma ológrafa utilizada en medio papel, que manifiesta la misma intención y expresión de voluntad para el medio electrónico.
Respecto del valor probatorio atribuido a la "Firma Digital" existe una presunción "iuris tantum" en su favor; esto significa que si un documento firmado digitalmente es verificado correctamente, se presume salvo prueba en contrario que proviene del suscriptor del certificado asociado y que no fue modificado.
Por su parte la misma ley incorpora y regula el documento digital o electrónico, el cual es definido por la ley en el artículo 6° como "Documento digital. Se entiende por documento digital a la representación digital de actos o hechos, con independencia del soporte utilizado para su fijación, almacenamiento o archivo. Un documento digital también satisface el requerimiento de escritura." [9]
Todo tipo de información representada digitalmente constituye un documento digital y es susceptible de ser firmada digitalmente (vg. Imagen de fotografía, video, imagen, voz. La firma digital se utiliza para otorgar efectos jurídicos o eficacia probatoria). (1)


2-Auxilio computacional a la Justicia

En el ámbito de la actividad legislativa, las ayudas que la computadora puede ofrecer al legislador incluyen, además de sistemas muy veloces y actualizados de información, el análisis automático de la legislación, el mejoramiento de redacción de textos , la creación de sistemas expertos en sectores particulares del derecho, y finalmente, sistemas de publicación ordenados y de distribución telemática de los textos de la ley. En un futuro los sistemas expertos guiarán el acceso a las informaciones de los sistemas legislativos, y de los bancos de datos legislativos, mediante programación lógica, estructurada e idónea. Esto posibilitará el análisis automático , de de decisión y simulación. [10]
En el futuro, en mi humilde opinión, la Inteligencia Artificial llegará a un punto de desarrollo y expasión solo vistos en la literatura anteriormente; o en películas de ciencia ficción de no hace tantos años. Recientemente se ha superado el Teste de Turing, previsto para medir la inteligencia de una máquina. Igualmente, la humanización de las Tics no debe dejarse de lado: el hombre no debe ser dominado por la Tecnología, sino apropiarse de ella para su beneficio y el de la comunidad , en pos del bien común y del desarrollo personal e individual.

Una innovación tecnológica en la e-justicia, podría ser la creación    de un programa que acelere y aliviane la tarea judicial, ya que los sistemas lógicos y normativos provienen de la mente humana y de sus procesos razonativos, pero con las herramientas tecnológicas pueden cumplirse los objetivos previstos de manera más veloz y con un margen de error mínimo; no se trata de que un funcionario sea reemplazado por una máquina , sino que las innovaciones tecnológicas contribuyan a desburocratizar el proceso judicial: por ejemplo, cuales plazos están vencidos y cuáles no , normas derogadas o vigentes   ( como la experiencia del Digesto Argentino).



3- Nuevas Tecnologías aplicadas a la Justicia. Visión del Profesor  Dr. Antonio  A. Martino.  
La Justicia electrónica: no es más que un capitulo del Gobierno electrónico y sirve de muchos de los elementos, portales y medios del gobierno electrónico, pero por sus particulares características representa un tema en sí mismo.
La digitalización de la Justicia es un largo proceso que comienza en el gobierno electrónico: a medida que los organismos de los tres poderes se van dotando de sistemas informativos digitales, los cuales – a su vez - pueden ir prestando servicios como certificaciones y procedimientos cada vez más complejos, ayudan a la Justicia para llegar al expediente sin papel.
Pero este, en sí mismo, es un complejo procedimiento que va partiendo con lo que se puede lograr y desde diferentes ángulos va conformando el acercamiento a la eliminación total del papel. En todo este proceso la parte más difícil consiste en transformar todo lo que actualmente reposa sobre papel, esto es los procesos en curso, en soportes digitales. Normalmente es la última parte de la operación de digitalización y está llena de dificultades[11].
La actividad judicial tiene tres procesos fundamentales: la reunión de la información, el desarrollo de la comunicación entre los involucrados y la toma de decisión.
En cada uno de estos procesos puede intervenir el elemento electrónico y todas las nuevas tecnologías, pues hay información que está en videos o que puede realizarse a través de videoconferencias o en procesos más sofisticados de adquisición, transmisión y conservación de datos. La decisión es siempre la aplicación de un conjunto de normas a un caso determinado.
Toda la parte relativa a la consulta y recuperación de leyes y decretos nacionales y provinciales se centra en Argentina en una base de datos muy completa y amigable “infojus”[12]Sistema argentino de informática jurídica, portal del Ministerio de Justicia que actualmente es de uso libre y gratuito.
La autoridad certificante de firma digital permite que cualquier ciudadano obtenga un certificado de firma digital para usar en sus correos electrónicos accediendo a la página respectiva[13]Una concepción sistémica de la justicia ve a ésta de una manera más amplia y permite concebir todo el proceso de justicia como una amplia panoplia de recursos que permiten a las partes llegar a una solución normativa que no necesariamente debe pasar por el proceso.
Toda la gama de resolución de conflictos hace que el juicio sea una última solución cuando todas las demás han fracasado.
Ello puede darse también con nuevas tecnologías como por ejemplo las que se usan en EEUU y ahora en otros países como forma de resolución en línea los mecanismos Online Dispute Resolution (ODR en su acrónimo en inglés), también conocidos como métodos de Resolución de Electrónica de Controversias (REC) y que plantean la resolución en línea de controversias mediante mediación y/o arbitraje, han tenido un desarrollo significativo en los últimos años. La Corte de Arbitraje de Madrid ha sido pionera en España en ofrecer un sistema de tramitación de arbitrajes on-line, denominado TAO-OAM.
Los mecanismos, por haber nacido en USA son denominados “justicia privada” pero no tienen nada de privado si el sistema de Justicia los incorpora como una parte de su resolución de conflictos[14]Las TIC pueden ser utilizadas en el sistema de justicia:
a. Como un instrumento de apoyo.
Las TIC apoyando diversos procedimientos o actuaciones, facilitándolos, pero esencialmente el proceso judicial se administra y desarrolla “fuera de línea”. En la actualidad podemos ver este tipo de interacción en nuestro sistema judicial gracias a la posibilidad que tienen los usuarios de consultar a través de Internet el estado de los procesos en algunas de las ciudades más importantes del país, a través del sitio web de la Rama Judicial. O facilitando las notificaciones.
b. Como herramienta de administración de todo el proceso judicial, sin importar que algunas actuaciones se realicen “fuera de línea”.
Las TIC, como un verdadero sistema de solución en línea de controversias, alcanzando la meta final y más ambiciosa: la relación mas estrecha posible entre las TIC y la administración de justicia, una vez se han superado todos los desafíos que la tecnología le impone a la concepción tradicional del proceso, tales como la identificación plena de los sujetos procesales, el reconocimiento de los documentos electrónicos y la seguridad sobre las actuaciones procesales.
Países que han comenzado hace tiempo este proceso de llegar al expediente sin papel como EEUU, Italia y España, tienen todavía dificultades de ajustar requisitos procesales a las nuevas tecnologías y viceversa. Sin embargo el camino realizado muestra la factibilidad del proceso.
Es cierto que en un país federal las cosas se complican: además de un servicio de justicia federal existen servicios provinciales que se rigen por sus propias leyes y que hasta tienen códigos procesales diferentes. Probablemente la solución consista en un buen sistema federal que vaya dando las características y los estándares nacionales y una serie de acuerdos interprovinciales y con la Nación para ir haciendo de esos sistemas múltiples sistemas interoperables.
La Corte Suprema de Justicia de la Nación y el Consejo de la Magistratura de la Nación reglamentarán, de manera conjunta, la utilización del expediente electrónico para todos los procesos judiciales y administrativos que se tramiten ante el Poder Judicial de la Nación.
Hace rato que hay muchas y validas aplicaciones de expediente electrónico en la Argentina. En algunas provincias como San Luis en forma muy activa, y en general hay una gran cantidad de iniciativas que en el 2005 confluyeron en un proyecto piloto.
En el fuero penal de la Capital Federal muchas de las citaciones se encomiendan a las comisarías por correo electrónico. Y se consultan registros, como el de la propiedad inmueble o automotor, a través de la red con claves que aseguran la autenticación de los fiscales que realizan las consultas.
En otros fueros se realizan consultas de los expedientes por internet y se realizan algunas acciones, en particular notificaciones.
Una de las tecnologías a utilizar es la filmación de audiencias El Dr. Darío Bermejo, juez civil de Mendoza en un artículo interesante La inmediación procesal en audiencias http://www.gestionjudicial.net/home1.htm sostiene todas las ventajas que se obtienen con este instrumento y cita la opinión de expertos sobre la comunicación “que las palabras empleadas en la emisión de un mensaje representan el SIETE POR CIENTO (7%) del contenido del discurso comunicativo. La mayor parte del contenido de una comunicación está concentrada en lo que se conoce como lenguaje “infralingüístico” o “paralingüístico”, constituido por el tono de voz (la inflexión, la forma de decir las cosas, calidad de voz, acento, ritmo, pausas, vocalizaciones, etc.), que representa el TREINTA Y OCHO POR CIENTO (38%); y por el comportamiento no verbal (los gestos, expresiones faciales, movimiento de las manos y el cuerpo, posiciones, etc.), que constituye el CINCUENTA Y CINCO POR CIENTO (55%) del mensaje. En consecuencia, el NOVENTA Y TRES POR CIENTO (93%) del contenido de la comunicación se pierde en las audiencias escritas,”
“Tuve ocasión de verificarlo en Italia en el famoso Juicio Cusani (también llamado Mani pulite) donde por primera vez se filmaron todas las audiencias y el fiscal Di Pietro tuvo la posibilidad de presentar un Power Point (estábamos a fines de 1980) para que su alegato no perdiera ninguna de las piezas acusatorias que había acumulado[15].Era muy distinto ver al Secretario General de la Democrazia Cristiana, Arnoldo Forlani, ponerse primero rojo, luego encarnado, abriendo la boca sin proferir palabra, con la baba que le caía de una comisura labial, para al final proferir un casi inaudible “no recuerdo”. En la audiencia escrita el “no recuerdo” habría pasado casi desapercibido, en estas condiciones de comunicación provoco un tembladeral que finalmente termino con el partido de mayoría relativa en Italia.
La inmediación procesal lo que quiere conseguir es ese contacto directo con el declarante que revele no solo “sus dichos” sino también sus actitudes comunicantes. Esto es particularmente interesante en los careos donde más allá de lo que se dice – generalmente poco y repetitivo de las respectivas posiciones – es interesante ver como la comunicación total traiciona a alguna de las partes frente a alguna pregunta o afirmación del otro.
Las dificultades existen y por eso es un largo camino el que lleva a la informatización judicial. Pueden servir de ejemplo dos procesos que pueden decirse exitosos: el de España e Italia, a los cuales aun les falta mucho pero han recorrido un largo camino ya. En este mismo sitio hay sendos trabajos referidos a esas experiencias”.[16]
4-Enseñanzas para el nuevo milenio: herramientas para la e-justicia.
El derecho es la expresión de la conducta humana; normas para ordenar la vida de los seres humanos en una sociedad. Las acciones de los individuos pueden adelantarse muchas veces a los ordenamientos jurídicos; muchas veces las visiones del futuro nos pueden preparar de una manera más eficaz y eficiente para responder a las demandas sociales.
La interdisciplina es fundamental para abordar el estudio de los fenómenos jurídicos de una manera más amplia, efectiva e innovadora. Por eso, voy a tomar a un gran escritor, Ítalo Calvino, para proyectar mis inquietudes sobre la justicia en línea en los próximos años.
 Lo interesante de este gran escritor es el legado que nos deja en sus “lecciones norteamericanas”  publicadas póstumas en 1986, expresa el Profesor Dr. Antonio Martino, analizando la obra del gran escritor Ítalo Calvino.
Las historias de estas “Lezioni americane”   es curiosa: Calvino fue contratado en 1985 por la Universidad de Harvard para darlas en la prestigiosa "Poetry Lectures" – intituladas a  Charles Eliot Norton,  pero mientras las escribía tuvo una fatal enfermedad, hasta el punto de que la ultima lección esta apenas esbozada. En castellano se publican con el título “Seis propuestas para el próximo milenio” Editorial Siruela, en 1988
 Las lecciones  tratan en manera decreciente el tema de la literatura.  La primera lección se refiere a la levedad: Calvino se sirve de la mitología acerca de la  lucha de Perseo contra la Medusa. Debe matarla pero no mirarla y se apoya en lo más leve que encuentra,  el viento. “Hoy todas las ramas de la ciencia parecen querer demostrarnos que el mundo se apoya en entidades sutilísimas, como los mensajes del ADN, los impulsos de las neuronas, los quarks, los neutrinos errantes en el espacio desde el comienzo de los tiempos..., además, la informática. Es cierto que el software no podría ejercitar los poderes de su levedad sin la pesadez del hardware; pero el software es el que manda”[17]
La segunda lección está dedicada a la rapidez: significa velocidad en el pensamiento, capacidad de síntesis, diseño de obra bien definido  y  lenguaje preciso.  Trayéndolo a nosotros, el tema se coloca como uno de los fundamentales en nuestro tiempo, la velocidad exige rapidez en la concepción y  en la acción.  Sobre todo –ahora que estamos recuperando la participación– por medio de redes sociales la posibilidad de comunicarnos brevemente. La larga exposición de nuestras razones atentan  contra la atención de los demás y retrasan la toma de decisiones. Y los problemas se van acumulando y como dice el chiste: uno se los vuelve a encontrar.
La tercera la exactitud son tiempos en los cuales no podemos ser aproximados,  o más o menos.  Minguito decía “se igual”.  Y no es cierto que todo dé lo mismo.  Estamos condenados a la aproximación del saber pero hay grados de precisión. Cuando nos atañe, quisiéramos exactitud
La complejidad, cuarta lección,  exige respuestas concretas y precisas y que no pase demasiado tiempo entre el problema y la solución.  La actividad que exige una institución como el Gesi, impone averiguar primero y proponer después en forma rápida y eficiente.  Los criterios de mercado atentan contra la exactitud, no se debe sucumbir. No hay límite, dice Calvino, a la minuciosidad con la que se puede contar la historia mas precisa[18]]
Luego viene la visibilidad  que mucha veces se asocia a la imagen y la remanida frase “una imagen vale mas que mil palabras”  La imagen ayuda mucho y parece que cuando afrontamos un tema lo primero que aparece es la imagen.  Pero mil imágenes sin palabras difícilmente tengan sentido.  La visibilidad apunta a la transmisibilidad del mensaje que es correcto para quien lo enuncia  y también para los demás.
La Multiplicidad ha hecho irrupción en nuestras vidas con la idea de sistemas: contrariamente a la convicción de que a cada hecho sigue un efecto y este es causa de otro hecho.  Metodología estupenda que llevó al desarrollo de las ciencias en la modernidad y hoy aparece corta como explicación: a cada hecho contribuyen múltiples causas así como cada una de ellas será origen de muchos efectos  “Las catástrofes inesperadas no son nunca la consecuencia de un motivo único, sino un punto de depresión en la  consciencia del mundo, a la cual han contribuido  Una multitud de causas convergentes.”  La  multiplicidad complica el sistema de referencia pero lo hace más rico y más cercano a lo que sucede en el mundo.
         El último tema, la Consistencia, no estaba incluido en la obra pero su esposa  Esther lo recuperó de apuntes del autor;  tiene que ver con el principio y con el fin  en el principio “disponemos de todos los lenguajes” y en el que “tenemos a nuestra disposición el mundo (…) dado en bloque”. Lo difícil es llegar al final habiendo mantenido una coherencia en todo lo expuesto. [19]
 Una justicie electrónica debe responder a un sistema judicial equilibrado y tecnificado; con un software específico para resolver las diferentes situaciones que se presentan y estar preparado para das las respuestas adecuadas a los fenómenos jurídicos. La rapidez del sistema beneficiará a la economía procesal y resolverá los conflictos en menor tiempo posible, con un efecto positivo en los justiciables, (con exactitud y precisión, gracias a los sistemas expertos; y paralelamente a la inteligencia artificial, bien utilizada, sin dejar de lado al capital más importante: el humano).  
La teoría sistémica debe aplicarse al sistema judicial, entendido como un conjunto  de elementos interdependientes entre sí, formando parte de un todo integrado. Un sistema judicial tecnificado merece un análisis profundo y un plan de trabajo a aplicar, basado en las más exigentes investigaciones teóricas y prácticas; cualitativas y cuantitativas. El lenguaje utilizado debe ser conciso y específico; compresible en su lectura (tanto en el plan a aplicarse como en el utilizado para el sistema en sí). Y analizar la multiplicidad de causas que llevan a una situación determinada, para poder llegar a buscar soluciones acordes, y a la altura del problema planteado.  Todo ello, con coherencia en la aplicación de los métodos técnicos y la interpretación de las normas jurídicas.       

3-CONCLUSIONES
Se pueden prever mejoras en el proceso electrónico, pero solamente si hay un presupuesto razonable y efectivo para realizar esta tarea, y acceso al mismo de manera igualitaria a todos los agentes participantes del sistema judicial, para que las disposiciones teóricas puedan ser aplicadas fácticamente de manera eficiente. El cambio de paradigma implica una nueva gestión de los recursos técnicos y fundamentalmente humanos, ya que rediseñar un juzgado, y aún más, un sistema judicial (pensando en la teoría sistémica), implica integrar un todo con sus elementos  interdependientes. La capacitación de los agentes judiciales, requiere la adquisición de conocimientos informáticos y tecnológicos para adaptarse a esta nueva realidad; como también nuevas formas de organización laboral, como cooperación entre las diferentes áreas específicas de trabajo. Y fundamentalmente, la capacidad de los individuos para enfrentar problemas y encontrar soluciones prácticas, aprendiendo unos de los otros y nutriéndose en ese aprendizaje y conocimiento mutuo, para beneficiar a la Justicia, y sobre todo, para crecer personalmente. Una sociedad que evoluciona en sus pensamientos y actuaciones, puede adaptarse a los nuevos cambios que vienen y vendrán; sobre todo incorporando el trabajo interdisciplinario y siempre teniendo en cuenta las demandas sociales. La ética y las tradiciones nunca deben ser dejadas de lado; al contrario, son valores inmutables que cada persona deberá adaptar a estos nuevos fenómenos.

Referencias

 ( 1)Mongiordino, Marina. Blanco Ilari, Patricio Gregorio. ( Agosto, 2012). “El futuro Inmediato de los procesos electrónicos”. Ponencia presentada en el Simposio Argentino de Informática y Derecho ( 41 JAIIO-SID 2012).  Páginas 55 y 56. Argentina, La Plata.

 (2)Profesor Antonio A Martino.  Sitio web: http://www.salvador.edu.ar/ui2-35-cvam.htm. Fecha de consulta del sitio: 18/9/2014.

Nacido en Buenos Aires, el 29- 08- 1937.
Abogado de la Universidad de Buenos Aires. 1962.
Doctor en Derecho y Ciencias Sociales de la Universidad de Buenos Aires, 1974.
Profesor de Ciencias Politicas, de la Facultad de Ciencias Politicas de la Universidad de Pisa, desde 1980.
Miembro correspondiente de la Academia Nacional de Derecho y Ciencias Sociales de Cordoba desde 1991
Presidente del Ediforum Italia, desde 1988.
Representante italiano del CELIM (Comitato Europeo Lex Informatica Mercatoriaque) desde 1979.
Miembro ordinario del ISLE (Institute for Legislative Studies and Documentation) desde 1990.
Miembro asociado del Center for Artificial Intelligence and Cognate learning of the University of Greenwich, desde 1994.
Miembro de la Sociedad Cientifica Argentina, desde 1975.
Consultor de la banca mundial, desde 1991.
Miembro del AIIA (Associazione Italiana di Intelligenza Artificiale), desde 1991.
Miembro de la “European Association of Legislation”, desde 1994.
Director del Master  en “Ciencia de la Legislación” promovido por las Universidades de Pisa y del Salvador, en la facultad de Ciencias Jurídicas de la Universidad del Salvador en Buenos Aires desde 1995.
Desde 1996 miembro del Comité Ejecutivo del Instituto Italo-Latino Americano.
Presidente de la Comision italiana EBES (European Board for EDI standards from 1996.
Director del Master en “Nuevas tecnologia para la Justicia” de la Universidad de Lanus (Argentina) desde 1997.
Coodinador Internacional del Programa Alfa dell’Unione Europea, Rete Chasqui, Nuevas tecnologias para la Justicia desde 1998.
Candidato para la assistencia tecnica a favor de paises en desarrollo de la Comunidad Euripea, 1998.
Director del Manual del Digesto Argentino, 1999.
Director del Master in Scienza della Legislazione – Università di Pisa, 1999.
Asesor de la Organizacion Mundial de Derecho e Informatica, OMDI, 1999.
 
Ex director del Istituto per la Documentazione Giuridica del Consiglio Nazionale delle Ricerche, en Florencia.(1983-1992)
Ex profesor de Ciencias Politicas del Curso de Estado Mayor de las tres fuerzas armadas italianas (1985- 1991).
Ex presidente del FIRILITE (Federation of International Research Institutes on Law and Information Technology in Europe), (1987- 1993)
Ex profesor de Introduccion al Derecho del la Universidad de Buenos Aires (1971- 1977)
Ex profesor titular de Filosofia del Derecho de la Universidad de Belgrano (1972- 1978)
Ex profesor associée de derecho publico en la Universidad de Haute Normandie, Francia (1978-1979).
Ex miembro del la Comision de la Informatica del Consejo Nacional de las Investigationes (1986-1993)
Miembro del Consejo Cientifico de las Revistas:
- Del derecho industrial, Buenos Aires;
- Computer/Law Series, Amsterdam;
- Artificial Intelligence and Law, Boston;
- Law and Information Technology, Oxford;
- Derecho de la alta tecnologia, Buenos Aires;
Editor de la colleccion: Logica, Informatica, Diritto del CEDAM.

  
Autor de numerosas obras, entre las cuales:
- Temas para una filosofía jurídica, Buenos Aires, 1973;
- Le definizioni legislative, Torino 1975;
- Deontic Logic, Computational Linguistics and Legal Information;
  System, Amsterdam, 1982 (ed.);
- Automated Analysis of Legal Texts, Amsterdam, 1986 (ed.);
- Regime Giuridico del Software, Firenze, 1988 (ed.);
- Logic Without Truth, Oxford, 1990;
- Legal Expert System, New York, 1992 (ed.);
- Elezioni, democrazia e sistemi elettorali, Pisa, 1994;
- Scelta razionale e azione politica, Milano, 1995 (ed.).
- Logica, informatica, Diritto, SEU, Pisa, 1996.
-          Sistemi elettorali, Pacini Editori, Pisa, 1997.
Asesor Cientifico de la Obra de la Convencion Nacional Constituyente 1994, Recopilacion de la documentacion de la ultima reforma constitucional, La Ley, Buenos Aires I, II, III, IV ,V, VI, VII y VIII tomo, 1996-1998.
Sistemas Electorales,  Advocatus, Cordoba, 1999.


















[1] Pagués LL, Roberto M. Profesor Titular  de Derecho Procesal Civil de la Universidad Católica de Cuyo.  ( 2011, junio). “El dilema entre la oralidad y la escritura en la hora actual . La informática judicial como una tercera vía. Ponencia presentada en el  XXVI Congreso Nacional de Derecho Procesal Comisión Procesal Civil. Página 1 . Argentina, Santa Fé.
[2] Cfr. DE RESENDE CHAVES Jr., José E.; “EL FALLO ORAL Y EXPEDIENTE ELECTRONICO”.
Disponible en: http://www.redlaj.net/novosite/images/stories/sentenciaoral.pdf... ALMEIDA FILHO, José
Carlos de Araújo; “Processo Eletrônico e Teoria Geral do Processo Eletrônico – a informatização
judicial no Brasil”, Rio de Janeiro, Forense, 2007.
[3] CHAVES Jr. señala como principios específicos del proceso electrónico a los siguientes: inmaterialidad;
de la conexión; conexión reticular; conexión inquisitiva; intermedialidad; hiper-realidad; interacción;
instantaneidad; y desterritorialización. Cfr. DE RESENDE CHAVES Jr., José E.; “El Expediente en Red
y La Nueva Teoría General del Proceso”.
[4] Cfr. DE RESENDE CHAVES Jr., José E.; “O MÍNIMO É O MÁXIMO: a concisão como novo
princípio processual”; Disponible en: http://pepe-ponto-rede.blogspot.com/2009/01/tenho-duas-sugestesna-
matria.html. Acceso el 18/01/11.
[5] Intefaz hace referencia al conjunto de métodos para lograr interactividad entre un usuario y una
computadora
[6] Pagués LL, Roberto M. Profesor Titular  de Derecho Procesal Civil de la Universidad Católica de Cuyo.  ( 2011, junio). “El dilema entre la oralidad y la escritura en la hora actual . La informática judicial como una tercera vía. Ponencia presentada en el  XXVI Congreso Nacional de Derecho Procesal Comisión Procesal Civil. Página 2 . Argentina, Santa Fé.


[7] Ley 25506 de Firma Digital, sancionada el 14/11/2011, promulgada de hecho el 11/12/2001, publicada en el boletín oficial el 14/12/2001. Decreto reglamentario nº 2628/2002 (B.O. 20.12.2002).
[8] Ley 25506 de Firma Digital, sancionada el 14/11/2011, promulgada de hecho el 11/12/2001, publicada en el boletín oficial el 14/12/2001. Decreto reglamentario nº 2628/2002 (B.O. 20.12.2002).

[9] Ley 25506 de Firma Digital, sancionada el 14/11/2011, promulgada de hecho el 11/12/2001, publicada en el boletín oficial el 14/12/2001. Decreto reglamentario nº 2628/2002 (B.O. 20.12.2002).

[10] Martino, Antonio A. Sitio web: http://biblio.juridicas.unam.mx/libros/5/2103/10.pdf. Fecha de Consulta del sitio: 18/9/2014.
[11]Martino, Antonio A. Sitio web: http://www.gestionjudicial.net/documentos/documentos/martino/camino.htm.. Fecha de la consulta del sitio: 23/9/2014.   En estos días fracaso un nuevo tentativo de digitalizar todos los expedientes del FBI norteamericano con el sistema Sentinel. Hace desde el 2001 que la Agencia Federal trata de poner en línea todos sus expedientes.
[12] Martino, Antonio A. Sitio web: http://www.gestionjudicial.net/documentos/documentos/martino/camino.htm.. Fecha de la consulta del sitio: 23/9/2014.  http://www.infojus.gov.ar/
[13] Martino, Antonio A. Sitio web: http://www.gestionjudicial.net/documentos/documentos/martino/camino.htm.. Fecha de la consulta del sitio: 23/9/2014.  “Este es un servicio abierto a la comunidad de Internet para todas aquellas personas que deseen contar con un Certificado Digital o Certificado de Clave Pública para firmar experimentalmente sus correos electrónicos. Tenga en cuenta que esta Autoridad Certificante emite certificados de correo electrónico, por lo cual únicamente verificará la existencia y disponibilidad de la dirección de mail desde la cual se efectuó la solicitud, pero en ningún caso verificar´ la identidad de quien lo solicita. El equipo de Firma Digital de la Subsecretaría de la Gestión Pública espera de esta forma impulsar el uso de la firma digital en nuestro país estableciendo un punto de partida que permita motivar el cambio tecnológico-cultural que esta tecnología implica” http:/ca.sgp.gov.ar/eMail/principal.html.
[14] Martino, Antonio A. Sitio web: http://www.gestionjudicial.net/documentos/documentos/martino/camino.htm.. Fecha de la consulta del sitio: 23/9/2014.  Algunos ejemplos de proveedores de servicios de solución en línea de conflictos son: Square Trade
(https://www.squaretrade.com/) un sistema de solución de controversias para el sitio de subastas en
línea eBay. ECODIR – Electronic Consumer Dispute Resolution (Solución de conflictos para el consumidor Electrónico http://www.ecodir.org). Arbitraje en línea de la A.A.A. (American Arbitration Association, Asociación Americana de Arbitraje
http://www.adr.org).
[15]Martino, Antonio A. Sitio web: http://www.gestionjudicial.net/documentos/documentos/martino/camino.htm.. Fecha de la consulta del sitio: 23/9/2014. “ El Power Point lo realizo la dott.ssa Macchi del Istituto per la Documentazione Giuridica del Consejo Nacional de Investigaciones italiano que yo dirigía en esa época”. Textual.
[16] Martino, Antonio A. Sitio web: http://www.gestionjudicial.net/documentos/documentos/martino/camino.htm.. Fecha de la consulta del sitio: 23/9/2014. Textual.

[17] Martino, Antonio A. Sitio web :  http://profaamartino.blogspot.com.ar/. Fecha de consulta del sitio: 18/9/2014. Versión española citada pág. 58
[18] Martino, Antonio A. Sitio web :  http://profaamartino.blogspot.com.ar/. Fecha de consulta del sitio: 18/9/2014.Pág. 77 de la edición citada.

[19] Martino, Antonio A. Sitio web :  http://profaamartino.blogspot.com.ar/. Fecha de consulta del sitio: 18/9/2014. Así como Calvino se refiere a los comienzos enciclopédicos (Musil) y cósmicos (Borges), entre otras clases que existen, hace referencia a los finales nítidos, indeterminados y, de nueva cuenta, cósmicos.